archive-cu.com » CU » U » UPEC.CU

Total: 689

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".
  • El luctuoso y sentido entierro del burro Perico  - Historia del fotorreportaje cubano en CUBAPERIODISTAS-
    cada momento Con los años el negocio prosperó y Perico fue sustituido por un camión Pero el dueño no se deshizo del burrito porque le había tomado gran cariño En vista de que el animal estaba ocioso Eusebio un primo de Bienvenido se lo pidió prestado para tirar de un carrito de vender granizados frente a las escuelas y en las terminales de ómnibus y de trenes A mucha insistencia y sin ningún deseo sólo con el fin de ayudar a su primo cedió Pero su nuevo amo usaba y abusaba del látigo y muy frecuentemente el pobre asno adolorido se escapaba para refugiarse en su lugarcito del Cerro Bienvenido reprendía a su primo pero éste no le hacia caso y continuaba pegando al indefenso pollino Un día de tormenta puso punto fin a su hasta entonces resignada sumisión Estaba en la Terminal de trenes mientras Eusebio pregonaba sus granizados a los pasajeros y transeúntes cuando una tormenta inesperada obligó a la gente a refugiarse en los portales de los alrededores Eusebio amarró al borrico a un poste del alumbrado público y corrió a guarecerse en un portal cercano Un rayo cayó tan cerca de Perico que éste lleno de terror rompió sus amarras y salió corría que te corría destrozando el carretón contra las paredes derramando en la calle el sirope de las botellas el hielo y los vasitos de papel Mojado y aterrado llegó al establo con los restos del que un día fue un carretón de granizado buscando la protección de su amo Y la tuvo No recibió ningún reproche de Bienvenido Al contrario como era un hombre comprensivo que valoraba la lealtad de Perico y conocía de los abusos de su primo decidió dejarlo en libertad y Perico desde ese día pasó a la historia como un burrito liberto con corral propio El simpático asno visitando a unas niñas en la puerta de su casa Ahora el orejudo y apacible asno paseaba por las calles siguiendo el mismo rumbo que antes recorría arrastrando un carretón cargado de botellas o granizados Sus antiguos y fieles amigos niños y familias le brindaban alimentos y caricias Cuando se acercaba a una casa amiga rebuznaba para avisar que llegaba o sino tocaba suavemente a la puerta con su pata El siempre retribuía esas atenciones con un quehacer comunitario pues se las arreglaba para ser útil en muchas actividades culturales de la ciudad Así un dramaturgo se fijó en él y le dio un papel en una obra de teatro mientras que un cineasta lo filmó en una película corta Abría los paseos de carnaval y hasta ganó un primer premio tirando de una hermosa carroza Su fama crecía y era el orgullo de los villaclareños Bueno no de todos Al alcalde Artiles no le gustaba verlo en el parque buscando sombra al amparo de un árbol o pastando y mandó a la policía a sacarlo del lugar La tarea se la dieron a un vigilante nuevo que desconocía la popularidad

    Original URL path: http://www.upec.cu/fotorreportaje/47.html (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • Goicuría: máquina sumadora de asesinatos  - Historia del fotorreportaje cubano en CUBAPERIODISTAS-
    esparcidos al lado de uno de los camiones Los periodistas anotaban y los reporteros gráficos fotografiaban y filmaban calladamente De repente un Cadillac verde entró en la explanada trayendo a un prisionero Era Julio Rodríguez capturado y herido en Ceiba Mocha Lo sacaron del auto en el medio de aquella turba de soldados que lo intimidaba e insultaba Las voces de los periodistas y algunos uniformados llamaron a la calma y al respeto para aquel indefenso preso Fue inútil aquellas palabras sensatas eran ahogadas por el griterío irracional de la mayoría de ellos que estaban ebrios de ron y de venganza González Regueral que se había separado del grupo de periodistas para meterse dentro de aquella vorágine tiraba fotos con su pequeña cámara Nadie lo notaba porque las miradas estaban centradas sobre el indefenso hombre que lo llevaban casi arrastrando por las escaleras del edificio Tampoco repararon cuando retrató a un soldado asesino que apuntaba y disparaba al preso con su Springfield hiriéndolo gravemente Tiró otra foto más cuando el herido estaba en el suelo aun con vida El ruido del motor de la cámara cinematográfica de Moiño le hizo volver la cabeza para ver como un sargento buscaba el pecho del camarógrafo con la punta del cañón de su ametralladora para advertirle que de seguir tomando películas pudiera hacerle compañía a los muertos Regueral comprendió que debía actuar rápido para proteger el valor testimonial de las fotos que había captado y con mucha cautela sacó el rollo de la cámara y lo escondió en una de sus medias colocando un nuevo rollo a la cámara Siguió retratando con la mayor naturalidad En esa época las cámaras fotográficas de los reporteros gráficos eran muy grandes pero la de él pasaba inadvertida porque era de aficionado y tenía casi el tamaño de una cajetilla de cigarros Julio cuando agonizaba Foto González Regueral Fotografió de nuevo a los muertos y hasta se aventuró a retratar a García Báez rematando al moribundo con una bayoneta Pero uno de los secuaces de cruel asesino lo vio y le arrebató la cámara A golpes y empujones lo llevó hasta su jefe quien quería eliminarlo Manolo Alonso que estaba hablando con el teniente coronel Triana de la policía de Matanzas comprendió que algo malo le sucedía al periodista y corrió a ayudarlo Trató de convencer a Irenaldo de que dejara tranquilo al reportero pero se negó Hubo discusiones amenazas intimidaciones porque si bien el militar tenía la fuerza el director del Noticiero Nacional gozaba de excelentes relaciones en las esferas de gobierno Fue Triana el oficial de la policía matancero quien zanjó aquella peligrosa situación pidiéndolo a González Regueral el rollo fotográfico Este abrió la cámara veló el rollo nuevo que había colocado en la cámara y que supuestamente tenía las fotos comprometedoras y lo entregó Los militares quedaron conformes Camino a la capital González Regueral sorprendió extraordinariamente a Alonso y a Moiño cuando les contó que había burlado a los asesinos escondiendo el rollo de

    Original URL path: http://www.upec.cu/fotorreportaje/46.html (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • El sepelio del Lugarteniente General Calixto García Íñiguez  - Historia del fotorreportaje cubano en CUBAPERIODISTAS-
    a La Habana a bordo del buque de guerra US Nashville El 9 de febrero de 1899 llegó el cadáver a la capital donde fue velado en el Palacio de los Capitanes Generales Han llegado las tropas yanquis formando un cordón que separa a los asambleístas y al pueblo del féretro Abajo a la derecha se acerca la caballería para rodear el armón y presidir el cortejo Foto José Gómez de la Carrera Durante dos días desfilaron patriotas compañeros de armas y el pueblo capitalino rindiéndole un sentido tributo a su gloriosa memoria El día 11 según el programa oficial acordado se organizó el desfile que lo acompañaría hasta el Cementerio de Colón El ataúd fue llevado en hombros por miembros de la Asamblea de Representantes hasta la puerta de la calle Obispo y colocado en una carroza El cortejo estaba encabezado por el Alcalde de La Habana Perfecto Lacaste los familiares y los asambleístas seguido de las tropas cubanas y el pueblo Pero ocurrió algo imprevisto y ofensivo Cuando el cortejo fúnebre inició la marcha el gobernador militar yanqui general John R Brooke su Estado Mayor y su numerosa escolta se situó detrás del féretro separando a los perplejos y confusos cubanos de su querido General Hubo una gran irritación entre los miembros de la Asamblea alguno de los cuales agarraron la empuñadura de sus machetes en desafío a la afrenta norteamericana El general Freyre de Andrade indignado se encaró al Gobernador militar y exigió enérgicamente el respeto del protocolo pero fue inútil después de exponerle su disgusto y el de sus acompañantes solo recibió esta seca soberbia y tajante respuesta That s my order Estas son mis ordenes y sin mas explicaciones inició la marcha Los cubanos tuvieron que subir a las aceras de la calle Obispo para evitar que la caballería yanqui los atropellara Ante la grave ofensa Freyre de Andrade y los miembros de la Asamblea decidieron retirarse de la comitiva junto con las tropas mambisas Su hijo el brigadier Calixto García al terminar el entierro escribió a la Asamblea de Representantes del Ejercito Libertador como hijo solo me cabe protestar ante el pueblo de Cuba y lamentar que tanta gloria y prestigio de mi padre hiciera que hasta después de muerto le persiguiera la perfidia de los hombres No era la primera vez que la soberbia de los militares yanquis ofendían a Calixto García y su honrosa gloria Siete meses antes en julio de 1898 las fuerzas invasoras yanquis desembarcaron en los alrededores de Santiago de Cuba y sufrieron las primeras y preocupantes derrotas a manos de las fuerzas españolas El jefe de los expedicionarios general William Shaffter recabó del Lugarteniente General Calixto García su ayuda quien accedió elaborando los planes de asedio a la ciudad la toma de los fuertes circundantes y que fueron adoptados íntegramente por los yanquis Con la participación del jefe mambí y sus El cortejo fúnebre por la calle de Reina cuando se dirigía al Cementerio de Colón A ambos

    Original URL path: http://www.upec.cu/fotorreportaje/45.html (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • Las fotografías de la afrenta de los marines yanquis a José Martí  - Historia del fotorreportaje cubano en CUBAPERIODISTAS-
    marineros que se negaban a acompañarlos Marinos y policías escoltados por un pueblo enardecido formaron una violenta y escandalosa caravana que caminó por la calle Zulueta hasta la Sección de Turismo de la Tercera Estación de Policía situada a dos manzanas del Parque en Dragones entre Zulueta y Montserrat Mientras eso ocurría llegaba a la acera del hotel Inglaterra Pedro Beruvides fotógrafo en la casa Romay un pequeño negocio de fotografía que en ocasiones colaboraba con los periódicos Allí se enteró del incidente y del fotógrafo que había tomado fotografías Por las señas que le dieron supuso que era Chaviano y fue a verlo a su destartalado cuarto oscuro situado en un solar de la calle Virtudes entre Consulado y Prado frente al Jhonny s Bar Efectivamente allí estaba en su reducido laboratorio hecho de cartón y viejas tablas debajo de la escalera de aquella casa de vecindad En aquel minúsculo espacio acomodaba una vieja ampliadora una luz roja tres cubetas una mesa que le faltaba una pata y fue reemplazada por un palo de escoba una caja de papel 8 x 10 dos botellas de revelador y fijador y un cubo de agua Sobre una silla desfondada descansaba su cámara fotográfica Lo encontró mirando los negativos que acababa de procesar de grupos de clientes de La Zaragozana sentados en mesas y las dos instantáneas que había captado de los marinos yanquis encima de la estatua de Martí y que eran una poderosa elocuente e inapreciable denuncia fotográfica que Beruvides calificó como una bomba noticiosa Él podía llevarlas a algún periódico y publicarlas y le ofreció por ellas los diez pesos que llevaba Pero su insistencia le hizo comprender a Chaviano que valían mucho más y le pidió veinte Como no se transó por menos Beruvides fue a pedir prestados los otros diez pesos que le faltaban para comprarlas Por otro lado a Isaac Astudillo reportero grafico del diario Alerta le gustaba tomarse una cerveza con sus amigos en el bar de la Asociación de Reporters de La Habana situada en la calle Zulueta frente a la calle Virtudes Lo hacía habitualmente antes de entrar a trabajar en el turno de las diez de la noche a las cuatro de la madrugada Como ese día no pudo arrancar su auto lo dejó parqueado en la puerta de la Asociación y salió caminando con la cámara fotográfica hasta el periódico situado entonces en Prado y Teniente Rey Cuando atravesaba el Parque Central se dio cuenta de que algo anormal sucedía y averiguó lo ocurrido y también que alguien había tomado fotografías Como aquellas imágenes eran muy importantes se dio a la tarea de buscarlas Preguntando a unos y a otros localizó a Chaviano y le ofreció cincuenta pesos por los negativos y acreditarle las fotos que publicara Como Beruvides demoraba decidió dárselos Astudillo llegó muy contento a la redacción de Alerta con los negativos aún húmedos Después imprimió las fotografías y se las entregó al director Ramón Vasconcelos y al jefe

    Original URL path: http://www.upec.cu/fotorreportaje/44.html (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • La inauguración del aeropuerto de Rancho Boyeros  - Historia del fotorreportaje cubano en CUBAPERIODISTAS-
    El País captó tres días antes una vista desde el aire mostrando la pista el edificio el hangar y sus alrededores y otra de la fachada principal Las tres fotografías muestran cómo eran el edificio y el entorno del estrenado aeropuerto En los tiempos coloniales por aquella gran llanura donde se asentó el aeropuerto pasaba el camino real que iba de La Habana a Batabanó y a Vuelta Abajo Como estaba aproximadamente a la mitad de aquella vía carretonera una familia construyó un rancho de guano y tablas de palma donde brindaba comidas y posada a los fatigados boyeros que traían los productos agrícolas a la capital El lugar era conocido como el rancho de los boyeros y alrededor de él se construyeron bohíos para vender aperos o cuidar de los animales convirtiéndose así en un poblado Para darle un ambiente progresista al aeropuerto aquel viejo caserío fue transformado en una pequeña ciudad que fungiría como un centro comercial industrial ganadero y agrícola levantándose cómodas viviendas una escuela técnica industrial una fabrica de pinturas y otras instalaciones Aunque se le dio a esa localidad el nombre de General Peraza en honor al General de Brigada del Ejército Libertador Francisco Peraza Delgado héroe de las tres guerras de independencia y que fuera asesinado a la edad de 76 años en Hoyo del Majagual Pinar del Río combatiendo la dictadura de Machado ha perdurado el de Rancho Boyeros Paisaje tomado desde un avión donde se observa el edificio el primer hangar y parte de la pista Al fondo las primeras edificaciones de Rancho Boyeros La foto fue captada por el reportero grafico Pachito Pérez de El País El aeropuerto de Rancho Boyeros hoy denominado Aeropuerto Internacional José Martí tiene sus antecedentes en la Plaza de Armas cuando esta fungió como un aeropuerto en ciernes para la ascensión del primer globo en Cuba El hecho ocurrió el 19 de marzo de 1828 como parte de los festejos de la inauguración del Templete y fue presidido por el Gobernador don Francisco Dionisio Vives desde el balcón central del Palacio de los Capitanes Generales El globo tripulado por el francés M Robenson fue a parar al pueblo de Nazareno cerca de Managua Como curiosidad histórica señalamos que La Habana y meses antes Buenos Aires fueron las primeras ciudades de América Latina donde se vieron estos espectáculos Después de este primer aeroparque los despegues de globos se efectuaron en el Paseo Militar hoy Plaza de la Fraternidad y los jardines que la rodean De allí partieron entre otros dos personajes famosos la francesa Virginia Marotte la primera mujer en Cuba que se elevó en un globo y el popular Matías Pérez un portugués radicado en La Habana que el 28 de junio de 1856 en un aerostato fabricado por él mismo voló tan alto y lejos que jamás se supo de él Su hazaña se convirtió en leyenda y quedó la famosa frase voló como Matías Pérez que aun hoy se escucha como sinónimo de alguien

    Original URL path: http://www.upec.cu/fotorreportaje/43.html (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • El Maine: la explosión de las grandes mentiras  - Historia del fotorreportaje cubano en CUBAPERIODISTAS-
    Maine Comenzaba una escandalosa y agresiva campaña para que el pueblo norteamericano presionara al Gobierno y declarara la guerra a España Era el pretexto que necesitaba el naciente imperio para inmiscuirse en la larga y heroica lucha independentista de los cubanos y arrebatarles su inminente triunfo La estación del cable de La Habana ofrecía sus servicios de 8 de la mañana a 8 de la noche por esa razón los corresponsales tuvieron que esperar El New York Journal acusó a España En su primera página cargada de titulares sensacionalistas y la oferta de dar 50 000 dólares por los culpables mostraba además un dibujo de cómo había sido accionada desde tierra la mina que supuestamente hundió la nave hasta la mañana siguiente para transmitir los despachos a sus diarios Uno de los primeros en llegar con las noticias del desastre fue el veterano reportero del diario The World en La Habana Silvestre Scovell quien trató de enviar el siguiente cable Un individuo desde un bote arrojó una bomba sobre el acorazado Maine que produjo la explosión el censor le dijo que eso era falso a lo que le respondió Sí pero es sensacional Como el parte le fue rechazado tranquilamente lo recogió y lo envió clandestinamente por barco a Cayo Hueso y de allí lo transmitieron al diario neoyorquino donde fue desplegada la información junto con un gran dibujo de la explosión Los diarios norteamericanos The World de Joseph Pulitzer The Sun de Charles Dana el New York Herald de Janes Gordon Bennett y muchos otros enviaron a sus fotógrafos y reporteros Vinieron más de un centenar y todos transmitían noticias de un sensacionalismo rabioso y fotografías trágicas o falseadas lo que constituyó una verdadera explosión de mentiras exageraciones e inexactitudes en torno al desastre del Maine Pero de todos los periódicos yanquis el más recalcitrante fue el New York Journal dirigido por William Randolph Hearst Cuando el viernes 17 de febrero dio a conocer la noticia puso en la primera página el siguiente titulo El barco de guerra Maine partido por la mitad por un artefacto infernal secreto del enemigo y debajo un dibujo del acorazado en la rada habanera y una mina junto a la quilla de la cual salían unos hilos eléctricos conectados a un detonador manipulado por los españoles en la costa La circulación alcanzó ese día un millón de ejemplares Curiosamente una semana antes Hearst acompañado de reporteros y fotógrafos había estado en La Habana en su yate Bucanero y sin pedir la autorización correspondiente a las autoridades portuarias españolas entró en la bahía fondeó cerca del Maine y tomó fotografías del acorazado y del litoral Por orden del jefe de la Policía de La Habana coronel José Paglieri la nave fue multada y obligada a salir de las aguas jurisdiccionales cubanas Pero qué motivó esa extraña visita a La Habana Estaría haciendo bueno su lema de que mientras otros hablan mi Journal actúa Tampoco vaciló en publicar una fotografía supuestamente tomada por un buzo

    Original URL path: http://www.upec.cu/fotorreportaje/42.html (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • El Museo, primer paso del fotorreportaje en Cuba  - Historia del fotorreportaje cubano en CUBAPERIODISTAS-
    El proceso era lento imagínense que solo para captar la imagen de un paisaje fuertemente iluminado por el Sol se debía exponer la placa sensibilizada por Niepce durante ocho horas dentro de la cámara oscura es decir la luz de todo un día Otros innovadores como Daguerre y Talbot idearon métodos más prácticos y la exposición que necesitaban las placas para quedar impresas se fue reduciendo a minutos y segundos Ello hizo posible que en cincuenta años se popularizaran los retratos y los paisajes fotográficos Sin embargo la idea de Niepce de grabar imágenes para la periódicos con la cámara oscura había quedado estancada cómo se podía reproducir una fotografía compuesta de infinidad de tonos grises sobre un papel blanco que solo recibía tinta negra Mientras se buscaba una solución para grabar los tonos que iban del blanco al negro en Cuba y a partir de 1857 y con permiso del Gobierno Superior político se editan publicaciones más ligeras como La Charanga El Moro Muza Juan Palomo Don Juntero y otras ilustradas casi en su totalidad por el célebre pintor Víctor Patricio de Landaluce En sus páginas además de caricaturas e historietas publicó dibujos a línea de noticias importantes algunas de ellas copiadas o calcadas de fotografías El periodista camagüeyano Juan Ignacio de Armas y Céspedes era el director de la revista América Ilustrada de Nueva York en los momentos en que el diario Daily Graphic publicó el 4 de marzo de 1880 la primera fotografía en medio tono que revolucionaría el periodismo gráfico mundial La experiencia no se repitió de inmediato y la forma de hacerlo constituyó un secreto muy bien guardado que estaban perfeccionando En 1882 encontramos a De Armas en La Habana con el propósito de fundar y dirigir el semanario El Museo que tendría un contenido literario variado y noticias de actualidad Tenía muchas ideas y necesitaba el mejor taller de grabado para llevarlas a cabo Así conoció a Taveira y los ensayos que estaba realizando para obtener grabados fotoquímicos El director de El Museo le mostró el primer fotograbado en medio tono impreso en el periódico Dayly Graphic y eso le sirvió de mucho a Taveira pues observó los diminutos puntos que contenía el grabado Los más finos y Este retrato es uno de los primeros ensayos de Taveira A la derecha una parte del retrato de la joven ampliado mostrando los puntos que de acuerdo a su diámetro dan la sensación de tonos separados producían los tonos claros y en la medida en que estos puntos se agrandaban y unían las tonalidades se iban tornando oscuras ese era el secreto Con esta observación intuyó que colocando una malla delante de la placa fotográfica a la hora de copiar la imagen produciría ese efecto Después de agotadores ensayos logró un grabado aceptable y aunque quedaban algunos detalles por resolver y perfeccionar tanto él como de Armas estaban muy contentos satisfechos y deseosos de publicarlos El 4 de febrero de 1883 el semanario El Museo sorprendió

    Original URL path: http://www.upec.cu/fotorreportaje/41.html (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • ¿Voy bien, Camilo?  - Historia del fotorreportaje cubano en CUBAPERIODISTAS-
    Cárdenas Fidel llegó a las puertas de la capital En el Cotorro le esperaba Juan Almeida con una sorpresa feliz le traía a su hijo Fidelito a quien no veía desde hacía más de dos años Un poco más adelante en la Virgen del Camino aguardaba Camilo Eran las 2 y 30 de la tarde cuando Fidel y Fidelito Camilo y Almeida continuaron viaje en un jeep Le seguía una hilera de varios kilómetros de largo de vehículos militares de todas clases desde grandes tanques y camiones hasta pequeñas motos cargados de legendarios barbudos de pueblo y hasta de casquitos soldados del ejército de Batista que se habían unido a los vencedores Vista general de la Caravana de la Libertad en la Virgen del Camino Foto Jorge Oller En la Avenida del Puerto frente al Estado Mayor de la Marina de Guerra Fidel abordó el yate Granma lleno de recuerdos e ideales Después fueron al Palacio Presidencial para saludar al Presidente provisional Allí habló desde la terraza Norte El pueblo se fue concentrado formando una masa que era imposible de atravesar Alguien habló de que hacían falta mil soldados para abrir una brecha y poder llegar al campamento militar de Columbia meta de la colosal caravana Fidel dijo que no hacía falta ningún soldado y pidió al pueblo allí reunido que colaborara y abriera una fila por donde pudieran pasar Espontáneamente se abrió un espacio por donde cruzó la heroica comitiva Cientos de reporteros gráficos y camarógrafos cubanos y extranjeros cubrían aquel imponente recibimiento entre ellos el fotógrafo Luis Pierce quien estaba en la Avenida de las Misiones cuando Fidel y Camilo salían del Palacio Presidencial en el jeep Tiró varias fotografías como pudo pues estaba dentro de aquel inquieto entusiasta y aclamador gentío que seguía al Jefe de la Revolución Se dejó llevar por la multitud hasta que estuvo cerca del estudio Korda situado frente al hotel Capri Cuando reveló los rollos e imprimió las pruebas de contacto no vio ninguna fotografía que le llamara la atención y se las enseñó a su socio Alberto Díaz que estaba escuchando en la radio el histórico discurso que Fidel dirigía al pueblo cubano desde Columbia como colofón de aquel descomunal desfile Fidel a veces hacía un paréntesis en su discurso para preguntarle al Señor de la Vanguardia Voy bien Camilo Y Camilo sonriente le contestaba Vas bien Fidel Aquellas frases repetidas a lo largo de su discurso quedaron grabadas en la mente del pueblo y también en la de Alberto Díaz Por eso cuando Luis le mostró las pruebas de contacto vio que una de las fotos reflejaba la frase de Fidel tan reiteraba solo que había que encuadrarla El propio Alberto imprimió la foto eliminando las dos terceras partes del negativo para dejar enmarcada solamente la imagen de Fidel y Camilo De entre las miles de fotografías que se captaron aquel día esta fue una de las mejores y ha quedado como un símbolo de aquella hermosa jornada El fotógrafo

    Original URL path: http://www.upec.cu/fotorreportaje/40.html (2015-01-11)
    Open archived version from archive