archive-cu.com » CU » U » UPEC.CU

Total: 689

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".
  • Mi sempiterna novatada- José Alejandro Rodríguez - Concurso “Y…pagué la novatada”, 2014
    visitante cubano Asentí por ser la excepción de aquel vuelo Y al momento el traductor me presentaba a un señor funcionario que de tan rajados sus ojos parecía que dormía de pie Tras los saludos protocolares y las eternas preguntitas sobre el trayecto se acercaron al grupo a saludarme allí mismo en la pista el embajador de Cuba en Mongolia Ricardo Danza y su consejero político Qué tal compañero Cómo hiciste el viaje Más tarde diles que te lleven por la embajada para conversar Yo sí notaba cierto asombro en la protocolos De improviso una limosina negra se acercó Y los anfitriones mongoles me convidaron a montarme El traductor delante y el funcionario detrás junto a mi Pregunté por mi equipaje una de esas maleticas de cartón forrada de vinil que vendían en la Tienda Internacional de Galiano a todo el que viajaba todas iguales Y el traductor me respondió No se pleocupe ya se oldenó lecogel su equipaje Viene en otlo vehículo Ahí comenzó la enigmática experiencia Mis primeras palabras de cumplido fueron para saludar en nombre de Ernesto Vera al homólogo de la Unión de Periodistas Mongoles un apellido que me sonaba a algo así como Choibalsan E inmediatamente hablé de mi interés en cuanto a que me incluyeran en el programa de mis reportajes si fuera posible el viaje al inevitable Desierto de Gobi Y a la fábrica de las tradicionales alfombras mongolas en Ulan Bator de acuerdo a las sugerencias que me hizo Vera entre muchos consejos de cómo comportarme Mi interlocutor el funcionario no decía ni esta boca es mía Solo movía ligeramente la cabeza ante las traducciones con esos ojos entrecerrados que eran serias compuertas a la comunicación Sus únicas palabras en el trayecto fueron para preguntarme sobre el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes que se celebraba por esos días en La Habana y sobre Fidel Ladeamos la ciudad y concluimos el viaje en un sitio paradisíaco sobre unas colinas pobladas de pinares con casas inmensas de ladrillo rojo ventanas de cristal con cortinas delicadas y chimeneas humeando verdaderos remedos de la fantasía infantil de Hansel y Gretel Se cruzó con nuestra limosina otra con la bandera de Japón sobre el guardafango derecho delantero Y ya cuando llegué a mi casa de Hansel y Gretel con dos pisos empleada que atendería todos mis pedidos recámara superior alfombrada y cama con dosel de mosquiteros finos que se balanceaban al viento confirmé que estaba en un sitio muy especial y refinado Conclusión Desde que pisé tierra mongola me estaban dando un tratamiento desbordado para mi categoría y edad Luego del primer almuerzo unas bolas de sebo nadando en un caldo que nunca podré olvidar el funcionario y el traductor me condujeron en la limosina a la embajada cubana con la promesa de que más tarde me recogerían Ya en el despacho de Ricardo Danza le pregunto si había recibido el télex de la llegada del periodista de Trabajadores Trabajadores responde asombrado Y cuando

    Original URL path: http://www.upec.cu/premios_novatada/01.htm (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • Concurso "Y…pagué la novatada": Me la puso en China
    Hernández Soto en un atardecer de noviembre de 1978 me puso la mano en el hombro y ordenó Esta noche viene a Santa Clara el embajador de China y estás designado para entrevistarlo Luego se alisó el bigote su gesto más original y me espetó Ah y no te vayas a quedar en ninguna cortica El trabajo es para la edición de hoy Antes de partir se me ocurrió esta idea que al principio me pareció genial Me llevaré de traductor a mi colega Arturo Chang Este aceptó gustoso pero de inmediato como es su característica pasó a ser el jefe de la comitiva entrevistadora y en el cuarto del albergue dictaminó este mandato sugerencia A un embajador no se puede entrevistar en mangas de camisa Ponte este saco de Andrés de Jota Yo le voy a pedir a Jorge el que estrenó en su boda con Gelda Como el saco de Andrés me quedaba largo de mangas tuve que doblarlas como una cuarta hacia adentro con el solo inconveniente de que no le podría dar la mano al embajador Mas según Chang con los chinos es más protocolar y vistoso pararse frente a ellos y hacerle una reverencia El embajador era un hombre alto y corpulento de pelo negro y brilloso como el de todos los chinos y un bigote finito pespunteado por un barbero de clase A Ataca narra le dije por lo bajo a mi traductor a la vez que nos deteníamos a medio metro del plenipotenciario y ejecutábamos al unísono el meneo reverencial Chang se paró en la punta de los pies y soltó la ráfaga china preguntona El embajador se nos quedó mirando e hizo un gesto achinado sin pronunciar una sola palabra Mi intérprete debió pensar que no lo había oído y volvió a

    Original URL path: http://www.upec.cu/noticias/marzo14/24/02.htm (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • Concurso “Y…pagué la novatada”: El perrito estaba trabajando
    empeño tenía por entonces el colectivo de la empresa Evelio Prieto producir 350 ómnibus articulados para mejorar el servicio de transporte en la capital y ese objetivo era seguido por la máxima dirección del país y en particular por el Comandante en Jefe Fidel Castro Muy próximos estaban ya los trabajadores de la fábrica guanajayense de arribar a la meta y se comenzaba a rumorar por el pueblo que en cualquier momento se aparecería Fidel por allí Y así fue Una tarde sin previo aviso me entero que el Comandante estaba en la industria automotriz y rápidamente trato de moverme hacia allá a varios kilómetros del casco urbano No me fue fácil llegar y cuando lo logro por supuesto de la puerta no me dejaron pasar Me entero que Fidel llegó por sorpresa realizó un breve recorrido por la planta y en ese momento le hablaba a los trabajadores en un improvisado mitin Allí no había ningún periodista y pensé esta es la mía Yo no tenía ni credencial de prensa ni carné de la emisora ni nada que me identificara Solo una maleta con mi grabadora la agenda y el bolígrafo que tuve que entregar y mi palabra más unas ansias enormes como joven profesional de entrar y dar el palo periodístico aquello de lo que tantas veces hablaron en la Facultad Pero eso no era tan fácil El personal de la Seguridad hacía su trabajo y yo esperando que me dejaran pasar Me desesperaba hasta que luego de un buen rato me llama un compañero y me dice que fuera con él Pregunto por mis cosas y me responde que no Debo entrar sin nada en las manos Después de todo tuve suerte Luego de la larga espera me pasaron y me ubicaron delante del Comandante Quedé impactado

    Original URL path: http://www.upec.cu/noticias/marzo14/25/04.htm (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • Las abejas no creen en Moscú Rojo
    Cuerpo de Guardabosques de la zona y su población circundante porque como ya se ha dicho los siniestros aquí poseen características atípicas por la riqueza vegetal de los suelos Era temprano y acicalada y lista como para la ocasión decidí ponerme mi perfume preferido Moscú Rojo Y no es que conserve antigüedades sino que siento una pasión muy particular por la cultura y lengua rusa por ello un buen día un amigo se apareció con un frasco muy contemporáneo de aquella esencia que usaban nuestras abuelas y padres Ese día camino a documentar un feroz incendio en el corazón del humedal matancero estrené mi Moscú Rojo Me acompañaba mi equipo de muchas aventuras periodísticas Conrado Rodríguez un avezado camarógrafo quien ese día predecía las increíbles imágenes que traería al regreso Estaba al tanto de cada uno de los aditamentos necesarios e iba con sus magníficas botas imaginando cómo sería el acontecimiento A su lado el imprescindible Mariano García alertaba sobre los detalles a tener en cuenta en lo adelante Debe apuntarse que Mariano lleva ya más de cuarenta años tras la noticia condición que no solo lo hace querido sino también respetado escuchado y temido desde sus pronósticos Y el día inició así Pronto llegamos a la unidad de Guardabosques y uno de los oficiales a cargo nos alertó desde la entrada Prensa el incendio fue hasta ayer aquí estábamos todos haciendo y esperando por ustedes Se le avisó a su jefe Hoy tendrán que contar otra historia dijo Cuando escuché las palabras quise morir por los cientos de kilómetros rodados por la historia que veníamos a buscar y por el interés de mis compañeros Parado sobre sus magníficas botas listas para sortear dificultades Conrado me miró cómo solo él sabe hacer Sus ojos verdes ahora turbados lo decían todo dónde está mi incendio Pero no todo estaba perdido Emprendimos viaje al lugar afectado San Lázaro Los Arroyones una extensa zona de árboles centenarios y allí sin lugar a dudas encontramos la historia que buscábamos porque los siniestros en la Ciénaga de Zapata suelen durar semanas ocultos bajo la turba avanzando sigilosamente entre el paisaje Solo que junto a nuestra historia surgieron otros elementos Los amigos que han visitado el lugar conocen que el humedal matancero es escogido por los apicultores del territorio para ubicar sus colmenas en determinadas épocas del año por la calidad de su floresta El deseo de los oficiales que nos acompañaban era precisamente mostrar cada una de las afectaciones que tradicionalmente dejan estos eventos tras su paso algunos producto de la acción de la Naturaleza y otros los muchos según apuntan ellos responden a la mano del hombre Entonces apareció una colmena situada en medio de los daños y como nosotros los periodistas somos por demanda propia y social curiosos hasta allá llegué inmersa en la esencia de mi Moscú Rojo Nadie entendió como una avalancha de laboriosas abejas deseosas de edificar sus colmenas cayeron sobre mí en cuestión de segundos Corrí Conrado filmaba y

    Original URL path: http://www.upec.cu/noticias/marzo14/26/03.htm (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • Concurso "Y…pagué la novatada": Debut en la radio y frijoles dentro de la grabadora
    la radio pretendo reseñar mi primera andada en esta profesión Tenía apenas 23 años y un título de licenciatura en Español y Literatura esa avenencia con las letras fue el único talismán que me acompañó en la difícil empresa de hacer periodismo radial Más nada hubo junto al azar muchos deseos de hacer pero la intrepidez no podía vencer limitaciones tecnológicas y sobretodo una distracción exacerbada en ese entonces por la certeza de asumir tamaña responsabilidad empíricamente Son tantas las anécdotas que suscitan la interrogante Cuál escribo Porque en ese andar hubo micrófonos y grabadoras apagadas en plena entrevista presentaciones incoherentes ediciones forzadas Mucho más estresantes las intervenciones en vivo lo mismo en el carro móvil donde los papeles podían salir volando o en off durante eventos teatrales cuando anunciaban el comienzo y las cortinas nunca se abrían En ese tipo de trabajo hasta una inflexión de la voz o sea una coma mal puesta podía cambiar el sentido completo del enunciado Pero como siempre hay cosas relevantes cuento hoy el suceso que más me conmovió Corrían los años noventa me estrenaba como mamá vivía alejada en un reparto escasez de transporte todo se complicaba Mi madre siempre dispuesta a cooperar echaba en mi bolso cuanta donación se podía imaginar pozuelos con dulces nylon cartuchos con alimentos Sucede que entonces en los apuros del trabajo podían salir junto con plumas y agendas cualquiera de esos productos Cierta vez en el Hospital Pediátrico me dispongo a entrevistar a un neurofisiólogo Aquella grabadora SONY grande negra que pesaba mucho como otras muchas veces no se quería encender Contrariada la moví y sacudí entonces sentí que rodaban por el piso dos piececitas redonditas del mismísimo color negro mate pero para mi sorpresa sin ellas la grabadora comenzó a funcionar Al terminar de hablar

    Original URL path: http://www.upec.cu/noticias/marzo14/27/02.htm (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • Concurso "Y…pagué la novatada": Una entrevista sorpresa
    del IX Congreso de la UPEC y me gustaría tener una entrevista con usted Me dijo que si y me dio su correo Eso ya era demasiado no porque sea extraordinario que los funcionarios del gobierno concedan entrevistas sino porque yo era estudiante y su tiempo es muy limitado Ahora además me preguntaba el porqué de esa concesión De ahí a la entrevista pasaron muchos días Yo perdí aquel papel y hubiera querido que la tierra me tragara cuando llegué a mi casa y no lo encontraba en ningún lugar de mis dos bolsos el de la computadora y el de mis objetos personales la agenda la pluma el teléfono los espejuelos y un creyón de labios que casi no uso De paso en paso encontré otra vía que no contaré porque aún no la tengo totalmente clara y un día por la tarde me llamaron le han concedido la entrevista que usted solicitó para el día 26 de febrero a las 7 y 30 de la mañana Su nombre estará en la puerta Hasta entonces De saltos de alegría pasé a llorar de los nervios a sentirme incapaz y a pasar muchas horas leyendo discursos viejos De muy poco me sirvió todo aquello para controlar los miedos Los miedos estaban en el mismo lugar que antes de devorar los papeles más de una vez Y como una conspiración en mi contra las circunstancias probaron mi serenidad de nuevo Pasé por la puerta de afuera pero mi nombre no aparecía en las listas de los visitantes del edificio No es posible pensaba el de afuera me dejó entrar Me equivoqué de edificio es en el otro me indicó cómo llegar sin saber que caminar era un problema para mis tacones y yo obedecí con más educación de la que había mostrado nunca antes Supongo que ensayaba para lo que venía Pasé los requisitos en la puerta que incluían los piropos sutiles que en otras circunstancias me hubieran arrebatado una sonrisa pero en esas no me causaron la mínima impresión Me llevaron hasta el lugar a las 7 y 20 de la mañana en un edificio con aire acondicionado sudando como si estuviera bajo el sol de Santiago a medio día La puerta está cerrada me ayuda Y estaba abierta pero era comprensible sabiendo el motivo de mi visita Siéntese y espere que en un momento la atenderán y yo sentía que me miraban con intriga preguntándose quién era la muchachita con cara de niña que se atrevía a venir aquí Seguro eso eran suposiciones mías y hasta bromeaba con mis amigos con que esta cara de niña en problemas fue la que me consiguió esa entrevista Se acercaba el momento Yo quería leer las preguntas por última vez antes de comenzar pero la secretaria se plantó a mi lado y me daba vergüenza pasar la vista por el papel así que ensayé en mi cabeza desde el principio La verdad es que agradezco que se sentara a mi lado sentía

    Original URL path: http://www.upec.cu/noticias/marzo14/28/01.htm (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • Concurso  “Y…pagué la novatada”: Frente al espejo
    colmó de parabienes pues era un requisito indispensable para ingresar en el medio Quien te lo iba a decir Son varios los trabajos que te hacen recordar y reírte sola Parece poco tiempo pero es una década ante los micrófonos Lo sublime de la dura faena es ver hoy frente al espejo a una mejor persona Y sí recuerdo un sinnúmero de trabajos Un grupo de reportajes sobre la agricultura y sus estropicios el programa Entre Dilemas entre otros tantos me enamoran Sin embargo hay uno especial Educador Misionero El radiodocumental versa sobre un encuentro casual de Chávez con la madre de Ricardo Pérez Cortes un lugareño quien perdió su vida en Venezuela En ese intercambio Zaida la mamá del muchacho logra darle al Comandante Presidente el abrazo anhelado por su hijo Todo fue imprevisto El hecho de detenerse tuvo su motivación por el gran cúmulo de personas reunidas en plena calle a pesar de la lluvia entre ellas muchos niños Hugo Chávez hizo una parada momentánea incumpliendo con las indicaciones de su médico pues tenía catarro Además iba acompañado por el mismo coronel que trajo el féretro del joven maestro hasta Cruces cuatro años antes Aquellos imposibles fueron encomendados a Dios por la sufrida madre y se hicieron realidad Esa historia me llegó a los tuétanos Zaida y yo reímos y lloramos juntas mientras ella evocaba los sucesos Hoy somos grandes amigas Siento que el periodismo se te ha colado por los poros Salir a la calle y socializar un problema ver que tu trabajo ayuda a los demás es respirar Hacer periodismo es amar a la gente y tu familia Es estar 24 horas en una cobertura especial cruzar un río crecido ayudar a rescatar personas entregarle un cariño radial a la abuelita solitaria Es sensibilizar y convencer

    Original URL path: http://www.upec.cu/noticias/marzo14/31/03.htm (2015-01-11)
    Open archived version from archive

  • Concurso "Y…pagué la novatada": Cosas del Periodismo: Un reportaje de altura
    que la empinada torre del ingenio era objeto de inversiones Situado en la misma base de la chimenea observo a dos obreros que ultimaban tareas en la parte más elevada sobre un improvisado andamio que bordeaba la cúpula Fue entonces que indago con el administrativo que me acompañaba la posibilidad de entrevistar a aquellos especialistas pensando en que bajarían para responder a mis preguntas El dirigente accedió y me dijo sin problemas y penetramos ambos al interior de una oscura torre cuyo borde acumulaba los residuos del humo incrustado a través de varias zafras En instante descendió de las alturas un cable mediante una especie de güinche que soportaba una cubeta en la cual subían la mezcla de hormigón Mi acompañante me orientó monte Lo miré con cierta ingenuidad y me replicó monte Y así lo hice siempre recordando las doctrinas de aquellos viejos profesores que nos decían en las aulas al periodismo hay que irle de frente y sin titubeos De mi hombro izquierdo colgaba una pesada grabadora que funcionaba con cintas magnetofónicas y del otro lado una caprichosa cámara fotográfica Me posicioné sobre la cubeta de cemento y me sujeté fuertemente con las dos manos de aquel estirado cable reboso de grasa y tizne Al instante sonó una especie de timbre y la cubeta conmigo a bordo empezó a ascender dando tumbos de un lado a otro chocando con los bordes interiores de la torre en medio de una oscuridad cada vez más intensa La única referencia se encontraba con la mirada fijada en el cielo por donde apenas entraba un rayo de luz por el agujero de la chimenea En medio del trayecto sin embargo miré hacia abajo en busca de un posible asiento y así logré ver el casco blanco de aquel administrativo que me expendió

    Original URL path: http://www.upec.cu/noticias/abril14/01/03.htm (2015-01-11)
    Open archived version from archive



  •